22 Following
tomasapina5

tomasapina5

La guerra más fría (Tríptico de Asclepia, #2) - Ian Tregillis, Manu Viciano Antes de sumergirme de lleno en otro universo (libro) quiero sonsacarle a mi cerebro las claves para que disfrutéis de la demostración de equilibrio entre la ciencia ficción de los 60’s y la ficción histórica con la segunda parte del Tríptico de Asclepia.AVISO: Puede contener SPOILER de la primera parte. Reseña AQUÍ. La guerra más fría está ambientada en 1963. La acción se retoma veinte años después de la caída del Tercer Reich que arrastrara irremediablemente los destinos de estos personajes. Envejecidos, marcados por los acontecimientos que nada tienen que ver con lo esperado y merecido tras la cruel batalla que libraron desde las sombras, los miembros de Asclepia reagrupan sus fuerzas para enfrentarse nuevamente a la amenaza que creó el doctor Von Westarp. Los restos de la Reichsbehörde, en las avispadas manos de los soviéticos, han desencadenado con su inacción una serie de acontecimientos que les dará la libertad en parte ansiada o los barrerá de mundo como una vaga fantasía. Creo que como resumen está bien para que os situéis e intento no desvelar demasiados detalles. Quiero analizar un poco el libro en comparación con el anterior:Los personajes siguen en la misma línea, cada uno desarrollando su propia versión de la . Es fácil advertir la madurez en personajes como William, Marsh y Gretel, aunque cada uno a su manera, dónde me he encontrado algo retorcido ha sido con Klaus. Es un personaje que en el primer libro, analizándolo después, me transmitió inocencia. Es algo difícil, con la historia de la página 297 de por medio también murió la mía. Sin embargo, encuentro que en el primer libro mostraba ese deseo pueril de llamar la atención del padre (en este caso el Doctor) destacando sobre sus compañeros en el Götterelektrongruppe y siendo el más recto de los ejecutores de la voluntad. Mientras que en esta parte encuentro su inocencia corrupta, su voluntad rota y sus deseos vanos. Todo ello narrado con una voz un poco más monótona de lo que esperaba, quizá porque es exactamente lo que cabe esperar de un asesino nazi aunque ansíe la libertar y el libre albedrio. Las nuevas incorporaciones no llegan a la suela del zapato a los personajes heredados de la primera parte. Están menos trabajados probando su función de personajes secundarios. Esto ayuda en la sensación de elemento transición que siempre es una segunda parte, también acentúa la agilidad en la acción y la rapidez del ritmo.La estructura de la historia es semejante a la que encontramos en el primer libro. Teniendo en cuenta la salvedad que presenta el hecho de que es en este libro donde la historia toma un nuevo cariz de calibre ucrónico. Curiosamente me quedé con sensación de lentitud, los acontecimientos se alargan más en las páginas, los explota más. Lo que implica que la historia es más escueta, con menos facetas que la complicada intriga del primer libro. No hay duda que su estilo sigue en forma, consigue con maestría introducirnos de nuevo en un mundo dónde los brujos existen y la superioridad aria ha sido demostrada, con creces. El modo en que implanta los “recuerdos” en las descripciones, en las conjeturas, en las apenadas escenas de autodestrucción o autocompadecimiento. La ambientación marca totalmente e irremediablemente el ritmo y el tono de la historia. En 1960, en Inglaterra, de donde apenas se desplaza el ojo principal. Son demasiadas las connotaciones que podemos encontrar en los delicados hilos del destino marcados por la época y la paciencia. El ambiente político, como en la primera parte, marca el sendero pero parecía al margen de la trama. Sin embargo nos propone escenas de los más típicas para la situación de la época; el trafico de información, asesinos, infiltraciones políticas, espionaje en estado puro.Las detalladas descripciones, las intensas apreciaciones de los personajes, siembran esta historia de un carácter. La voz narrativa es cruel, aviesa, desgarradora, emocionante, reconfortante; tantas personalidades como las que sean necesarias, pero destaca por su aspecto psicótico. El autor parece haberse empeñado en maltratar a sus personajes, eso me dejó desconcertada, más que desconcertada. Sin dar muchos detalles solo puedo decir que realmente no esperaba que llevara los acontecimientos por esos derroteros, con ello ha conseguido que la historia sea más que creíble, una ficción enrevesada y respaldad por cada uno de los cabos sueltos.